¿Tu empresa recibe multitud de emails phishing? ¿Las copias de seguridad se están realizando mal y tus datos no están disponibles cuando los necesitas? ¿La red corporativa registra fallos de conectividad? Estos son solo algunos de los síntomas que una auditoría de seguridad de sistemas puede detectar y solucionar. Realizar una auditoría de seguridad es el mejor instrumento al alcance de una empresa para determinar su nivel de seguridad informática actual y conocer sus vulnerabilidades.

Una auditoría de los sistemas de información permite la evaluación y análisis de la seguridad de los sistemas con un objetivo claro: ayudar a mejorar la seguridad, eficacia y eficiencia de los procesos de la empresa.

A partir de conocer los resultados de este análisis se obtienen evidencias de hasta qué punto nuestros sistemas de información cumplen con los requisitos de seguridad deseados. Estas evidencias deben utilizarse para llevar a cabo un proceso de mejora continua de la ciberseguridad.

Por lo tanto, el siguiente paso a realizar es definir y poner en práctica las medidas necesarias de seguridad para que la empresa proteja los sistemas y la información corporativos.

Su supervivencia depende, en buena parte, de ello.

Las auditorias de seguridad pueden realizarse por el departamento informático o de TI de la empresa, si existe y está específicamente formado para ello. En caso contrario, debe llevarla a cabo por una consultora externa y especializada. Será la encargada de hacer el diagnóstico y priorizar los aspectos en los que se debe poner el foco.

La auditoría de seguridad debe adaptarse a la tipología, tamaño y actividad de una empresa se dimensionan y aplican a medida de las necesidades de cada empresa.

Es importante llevar a cabo la auditoría de sistemas periódicamente. El motivo principal reside en el hecho de que el entono es más inseguro, evoluciona y surgen más vulnerabilidades. Por ejemplo, el aumento de ataques –y su sofisticación e impacto- en las empresas ha vivido un crecimiento exponencial en los últimos años.

De hecho, los medios de comunicación tecnológicos se hacen eco casi a diario de nuevos ataques –malware, ramsomware, phishing, etc.

El siguiente motivo es conseguir la máxima eficiencia, agilidad y garantía en los flujos de trabajo. Los trabajadores, responsables de departamento y CEOs deben tener la tranquilidad de que el gran volumen de información manejada cada día está debidamente a resguardo y disponible en todo momento.

Quiero información sobre Auditoría de Sistemas


Tipologías

Básicamente podemos afirmar que existen dos tipos de auditoría de sistemas:

  1. Sobre políticas y procedimientos de seguridad de información de la empresa. Se refiere, entre otros aspectos, a la revisión de la normativa y operatividad de una empresa. Entre otras variables, analiza los permisos de empleados o accesos a los sistemas de gestión. Muchas empresas se acogen al estándar de seguridad ISO: 27001 y, en caso necesario, ajustarse a los estándares del marco legal de protección de datos (LPD).
  1. Auditoría técnica. A pesar de que la seguridad 100% no existe resulta básico verificar el estado de los equipos informáticos de cada uno de los puestos de trabajo de cada departamento de una empresa. Otros elementos que forman parte de la auditoría técnica son:
  • Red corporativa
  • Firewalls
  • Routers
  • Sistemas operativos
  • Software
  • Discos duros
  • Servidores en la nube
  • Servidores físicos
  • Copias de seguridad

INCIBE, Instituto Nacional de Ciberseguridad, identifica los activos de información más importantes (críticos) de la empresa cuya seguridad debe ser auditada. Estos activos pueden ser desde ficheros, bases de datos, páginas web, equipos o programas, hasta servicios completos. Por lo tanto, deben revisarse, entre otros:

  • sistemas antimalware
  • procesos de gestión de permisos
  • procesos para el cumplimiento legal
  • políticas de prevención de fraude y de fuga de datos
  • sistema de actualizaciones
  • sistemas de monitorización de recursos

Pero, ¿cómo debe realizarse este testeo? En función de la necesidad específica de cada empresa pueden seleccionarse uno, varios o todos los procedimientos siguientes:

  • análisis de vulnerabilidades
  • test de penetración
  • auditoría de red
  • auditoría de seguridad perimetral
  • auditoría web
  • auditoria legal

Este análisis resulta imprescindible para verificar que todo funciona correctamente, detectar posibles problemas presentes e, incluso, los que pueden surgir en el futuro. Por ejemplo, la empresa ¿conoce el estado de la seguridad perimetral? ¿Realiza periódicamente copias de seguridad eficientes y disponibles cuando los necesita?.

Debemos recordar que una empresa cuenta con aplicaciones informáticas y datos de alta disponibilidad, como explicamos en este post. Y debe proteger datos confidenciales.

Más vale prevenir que curar.

ACCENSIT puede realizar la auditoría de sistemas para conocer en profundidad el estado actual de todos los componentes de la instalación TI, y no sólo eso, conocer el nivel de seguridad de la información, revisar sus políticas de forma regular para garantizar que se mantenga la confidencialidad y la seguridad de los datos de la información comercial crítica.

Quiero información sobre Auditoría de Sistemas